Rebatinga por Mesa Directiva entre partido mayoritario Morena junto con aliados y chiquillada PAN, PRI y PRD

0
SAMSUNG CAMERA PICTURES

Por Javier Ramírez

Ciudad de México, México.— En la política como en la vida los tiempos cambian. Y eso es lo que ocurre en la Cámara de Diputados hoy. El ahora partido mayoritario Morena junto con sus aliados, PES, PT y PVEM quiere asegurar el control de la gobernabilidad del poder legislativo, por eso intentará cambiar la ley orgánica del Congreso para ajustarla a la nueva geografía política.

Por eso mismo, este sábado, la mayoría morenista en San Lázaro rechazó que la Mesa Directiva quedará en manos del Partido Acción Nacional, cuyo partido ganó el 13 por ciento de los distritos electorales en los comicios del pasado 2018, con una votación de 169 votos a favor, 259 en contra y cinco abstenciones, y se devolvió a la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

El presidente en funciones de ese órgano de gobierno cameral, Porfirio Muñoz Ledo hizo la declaratoria de instalación de la Cámara de Diputados:

“La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos se declara legalmente instalada para funcionar durante el primer periodo de sesiones ordinarias del Segundo Año de Ejercicio de la LXIV (Legislatura)”. En los próximos días se podría cambiar la ley y Morena seguir con el control de la Mesa Directiva o que la oposición llegue a un acuerdo para que se rote en cargo.

Y toda esta rebatinga empezó cuando la diputada federal morenista, Dolores Padierna Luna alzó la voz y se inconformó porque ese espacio se entregará a los panistas, a quienes acusó de ser comparsa de los priístas durante 80 años en el Congreso de la Unión. Y presentó una iniciativa para cambiar la norma del Congreso de la Unión para que el partido mayoritario en turno tenga en su poder la Mesa Directiva en San Lázaro.

Y los tiempos cambiar que ahora la composición de la 64 legislatura la Cámara de Diputados, Morena ganó 167 distritos electorales, mayoría relativa, y 92 de representación proporcional, que hacen un total de 259; el PAN obtuvo 39 diputados de representación proporcional, y 39 de representación proporcional con un total de 78 diputados federales, y el otrora partido mayoritario, PRI, solamente obtuvo nueve diputados de representación proporcional y 38 de representación proporcional que hacen un total 47 diputados federales en la 64 legislatura.

En la 63 legislatura de la Cámara de Diputados, gobernaba el PRI con una minoría, pues tuvo 205 diputados, 158 de mayoría y 47 de representación proporcional, la segunda minoría eran los panistas con 109 diputados federal en total con 56 de mayoría relativa y 53 de representación proporcional y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tenía 47, 22 de mayoría relativa y 25 de representación proporcional.

Vale recordar que entre 1918 y 1997 el PRI gobernó las Cámaras de Diputados y Senadores con la Gran Comisión. En el caso de la Cámara Baja con Efrén Rebolledo hasta Juan José Osorio Palacios, en ese lapso de tiempo. Todo fue para ellos. El PAN avalaba todo. Ni un espacio para la oposición. Luego vendría una supuesta apertura en donde empezaron a dejar pasar hasta entregar la presidencia de la República al PAN en manos del Vicente Fox.

En esta rebatinga se han dicho de todo los integrantes de las bancadas de Morena, PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano. Éstos últimos no aceptan la nueva composición de la Cámara de Diputados.

Padierna Luna dijo que con distritos electoral ganados por el PAN reclaman sin vergüenza poder en la Cámara de Diputados y quiere la mesa directiva de la Cámara de Diputados, quien acusó a los priístas y blanquiazules gobernar el Congreso de la Unión durante 80 años.

Dijo que esos partidos opositores, hoy minoritarios, ocupan actualmente el 95 por ciento de los espacios de confianza en la Cámara Baja, por lo que rechazo que sean como el PRI totalitario se agandallaba todo, “que no veía, no oía, no respetaba a las minorías”.

Padierna Luna negó que su grupo parlamentario sea igual a las mayorías que en su momento gobernaron en la Cámara de Diputados.

“Nos parece muy injusto que ellos, que han gobernado esta Cámara entre el PRI y el PAN durante 80 años, todavía no están conformes ahora que ganamos de una manera contundente, que tenemos mayoría calificada y nos reduzcan a una tercera parte del tiempo, y nosotros cedamos el poder de la Mesa (Directiva) en lugar de defenderlo”, indicó en rueda de prensa.

“El viejo PRI era un partido totalitario, hegemonista, que se agandallaba todo, que no veía, no oía, no respetaba a las minorías, pero después de un año de estar aquí, cuánto poder tiene el PRI, cuánto poder tiene el PAN, cuántos espacios tienen ellos, porque Morena siendo mayoría estamos ocupando una ínfima parte, ni siquiera el 5.0 por ciento de los espacios de esta Cámara”, cuestionó Padierna Luna.

“No somos iguales que el PAN y PRI. Es la primera vez que estamos aquí, y puedo demostrar en el organigrama todo el poder absolutamente mayoritario del 95 por ciento que tienen en esta Cámara”, agregó.

Explicó que la ley debió ajustarse desde que llegó su bancada como mayoría, “ciertamente, estamos en retraso porque cuando cambia la realidad con base a las urnas se modifica la ley, sin embargo, no se hizo, porque el paquete legislativo es abrumador y por más horas que le hemos dedicado no hemos concluido, ahí está la verdadera razón de mi iniciativa”.

Padierna Luna, propuso modificar el párrafo séptimo del artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, que señala que la Presidencia de la Mesa Directiva, en el segundo y tercer años de la Legislatura, la ocuparán, en orden descendiente, los dos grupos parlamentarios mayoritarios que no la hayan ejercido.

La iniciativa agrega a este párrafo el siguiente enunciado:

“… salvo en el caso de que el presidente de la Mesa Directiva pertenezca al grupo parlamentario que por sí mismo cuente con la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados”.

Padierna Luna espera que la sesión del próximo miércoles 7 de agosto sea turnada a las comisiones de la Cámara de Diputados.

Refirió que en 2006 se reformó el artículo 17 de dicha legislación, para que la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se rotara entre las tres bancadas mayoritarias, “atendiendo a aquella realidad en que ningún partido tenía la mayoría”.

“Es necesario adecuar la Ley Orgánica a la nueva realidad. La iniciativa busca asegurar la gobernabilidad de esta Cámara, asegurar que cuando un partido político cuente con la mayoría absoluta dirija la Mesa Directiva y la mantenga durante el trienio que dure la Legislatura”, externó.

“Con esta iniciativa no se busca limitar la participación ni la pluralidad políticas al interior de la Cámara, se busca reconocer el valor de los votos y la participación ciudadana, el respaldo popular otorgado a una fuerza política mediante el sufragio”, agregó.

Padierna Luna subrayó que la propuesta busca que permanezca la modificación de 2006, de la rotación de la Presidencia, sólo si ningún partido político tiene la mayoría absoluta, y se agrega que cuando un partido obtiene la mayoría absoluta pueda presidir la Mesa durante toda la Legislatura.

La diputada morenista aseguró que el actual presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, “reúne todas las características de consenso que hasta hoy lo han mantenido en la Presidencia. Creo que eso es un valor adicional que debemos de preservar”.

El mismo diputado morenista, Muñoz Ledo, quien busca reelegirse en la Mesa Directiva, acusó que la derecha en México siempre ha sido “golpista, nunca duerme, le gusta arrebatar”.

Declaró que la Cámara de Diputados no tiene por qué caer en una parálisis legislativa y “no llegarán muy lejos, pues son una clara minoría”. Muñoz Ledo, confió en que en la Cámara de Diputados sigan predominando las fuerzas políticas progresistas, y así “hacer frente parlamentariamente a la amenaza de la derecha”.

“Yo quisiera hacer votos por que sigan predominando las fuerzas progresistas dentro de la Cámara de Diputados. Por todos lados sentimos apremios, acosos, la derecha nunca duerme, y cuando duerme, le gusta arrebatar”, aseveró el legislador al ser interrogado por los medios, luego de participar como invitado en la reunión plenaria del PT.

Indicó que “si los ánimos se exacerban, no es la primera vez que esta Cámara tiene momentos tensionales, seguramente los va a tener el fin de semana, pero para eso estamos aquí unidos para hacer frente, parlamentariamente, a la amenaza de la derecha”.