Urzúa, ¿ultimo titular de Hacienda modelo Itam?

0

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

Cuando Andrés Manuel López Obrador dijo en una mañanera que Carlos Urzua le había presentado un Plan de Desarrollo que pudo haber sido firmado por José Antonio Meade o Agustín Carstens, dejó en claro que su exsecretario de Hacienda nunca lo entendió en lo del cambio de régimen.

Y es que AMLO, entre las grandes transformaciones que ha hecho, tantas que ya se puede hablar de un rediseño del Estado Mexicano, está la de Hacienda.

Urzúa ya no pudo hacer lo que sí hicieron sus antecesores del período neoliberal: ser quien definía el destino de recursos a estados y municipios, a programas de Gobierno -fuesen de crecimiento al desarrollo o sociales-, a pago de deuda, a ahorro, a la creación de fondos y fideicomisos o a la compra de todo lo que necesita el Gobierno.

López Obrador le colocó en la Oficialía Mayor a Raquel Buenrostro como encargada de todas las adquisiciones y él mismo, López Obrador, se constituyó en el cajero que reparte por todo el país becas, pensiones, bonos en dinero contante, directo, a estudiantes, a viejitos, a campesinos, a gobernadores y alcaldes, a obras y programas.

Bajo estas nuevas condiciones Urzúa no era más que un “florero” más en la administración pública.

Y es que, con los cambios introducidos de hecho por AMLO en Hacienda, se acabó lo que Porfirio Muñoz Ledo calificó el miércoles en el seno de la Comisión Permanente como “la Hacienda Imperial” del largo régimen priísta, que no neoliberal,

“Es algo muy importante, la concentración de facultades en Hacienda ha sido cada vez mayor”, dijo Muñoz Ledo sobre lo que ocurre en la Hacienda de AMLO.

Hoy, con López Obrador, ha dejado de existir la Hacienda concebida y operada por el licenciado Antonio Ortiz Mena para lograr un desarrollo estabilizador y que en los últimos decenios fue dominada por egresados del Itam.

Los itamitas nunca concibieron un esquema par de concentración de funciones para diseñar y operar las compras consolidadas del gobierno federal desde la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda.

La casta hacendaria obedeció a patrones internacionales del FMI que se convirtió en un club, del cual Urzúa no se quería salir, comentó Muñoz Ledo.

Era el “hacendismo imperial”, dijo Muñoz Ledo al señalar que hoy se requiere de una remodelación de Hacienda desde el Congreso de la Unión para evitar la concentración de sus facultades.

EXTINCIÓN DE DOMINIO, A PUNTO DE APROBARSE

Porfirio Muñoz Ledo, presidente de los diputados federales, acusó recibo de la minuta aprobada por el Senado sobre la Ley Nacional de Extinción de Dominio, que permitirá al Estado confiscar de ipso facto bienes y cuentas bancarias, y todo lo referente a beneficios, productos, rendimientos, frutos y accesorios alcanzados por la vía del secuestro; la delincuencia organizada; delitos por robo y comercialización de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos; contra la salud; trata de personas; por hechos de corrupción; encubrimiento; los perpetrados por servidores públicos; robo de vehículos; recursos de procedencia ilícita, y extorsión.

Esta minuta será debatida y posiblemente modificada, o no, la próxima semana durante el Tercer Periodo Extraordinario de Sesiones en San Lázaro.

La extinción de dominio la realizará la Fiscalía General de la Nación, dirigida hoy por Alejandro Gertz Manero como principal Agente del Ministerio Público, luego de un proceso jurisdiccional civil, de carácter patrimonial y con prevalencia a la oralidad.

Eso dice la minuta a debate en San Lázaro.

Como ninguna Ley se puede aplicar en forma retroactiva, esta no afectará ni al exgobernador Javier Duarte -quien cada que puede se ufana de estar a punto de quedar ya, pronto, libre-, o a Emilio Lozoya -si logran capturarlo-, ni al poderoso e influyente abogado Juan Collado hoy en prisión, entre otros.

Y LOS GANADORES DEL CAOS SON…

Obtener inesperadamente cientos, quizá miles de agentes policiacos de investigación altamente capacitados sin haber movido un dedo, o haber hecho inversión alguna, seguramente redituará grandes beneficios a las principales empresas (y sus clientes) que integran la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada, la AMESP, que ya lanzó una atractiva oferta de empleo a los Policías Federales que no quieren ir a la Guardia Nacional.

Para nadie es un secreto que, ante el crecimiento de la inseguridad y la violencia en México, las empresas y grupos más calificados del mundo han venido a prestar sus servicios de seguridad a los más sobresalientes y poderoso grupos empresariales, sus patrones y familias.

La AMESP agrupa a las empresas de seguridad privada más grandes e importantes del país que ahora abren sus puertas a los agentes de la Policía Federal que serán indemnizados.

Les ofrecen ir a prestar servicios de seguridad intramuros en inmuebles e instalaciones estratégicas, servicios de escoltas, monitoreo, manejo de alarmas y cámaras de videovigilancia, traslado de valores, rastreo y protección en el autotransporte, entre otras.

Formados en los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez, respeto a las garantías individuales y a los derechos humanos; muchos de ellos capacitados en inteligencia y contra inteligencia, planeación, control de disturbios, manejo de armas o que han tomado cursos en potencias en seguridad, como Israel, ahora irán a integrarse a la seguridad privada, indicó la AMESP.

Su presidente, Joel Juárez Blanco, indicó que tan sólo sus empresas de traslados de valores operan el 95 por ciento del efectivo que circula en el país, cuyo manejo requiere de personal debidamente capacitado como son los de la policía federal. Éstas operan en todo el país, y siete de son filiales de empresas internacionales de gran prestigio.

Juárez Blanco, dijo que sería una gran irresponsable que el país perdiera a estos elementos de la Policía Federal, y mucho más grave que pudieran ir a formar parte de cárteles y organizaciones delincuenciales. Sin embargo su contratación no será automática y pasará por una rigurosa selección, señaló.

LIBRO PREMONITORIO

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de la mayoría de Morena en el Senado, presentó anoche el más reciente de sus libros en el que aborda la “Reforma al sistema financiero mexicano. Una visión de futuro”.

bancarias “que desde nuestro punto de vista distan mucho de los cobros que existen en otros países”.

Ahí Monreal considera que “el sistema financiero debe ofrecer dos productos básicos que incluyan todo lo que el cliente necesita con las siguientes características:

  • Cuenta de nómina o ahorro sin limitaciones, sin saldos mínimos y sin comisiones, con la banca electrónica, SPEI y dos disposiciones en efectivo al mes en cualquier cajero automático sin costo y
  • Tarjetas de crédito con condiciones accesibles para la base de la pirámide que permitan ampliar el acceso al crédito’’.

Y sin duda, “suspender el cómputo de intereses moratorios dentro de los primeros cinco días hábiles posteriores al vencimiento del plazo límite de pago establecido entre el usuario y la institución financiera”.

“Tanto el Banco de México como la CNBV deberían establecer esquemas tarifarios que permitan reducir anualmente el cobro de comisiones por retiro y consulta de saldo a los usuarios en operaciones interbancarias’’, precisó

Y realizar diez acciones precisas: digitalización de los pagos; sistema de identificación nacional; acceso abierto a las plataformas del sistema financiero; transparencia y protección; educación financiera; regulación sobre quiebras e insolvencia; simplificación del marco regulatorio; ampliación del ecosistema financiero; interoperabilidad del sistema, y habilitar el Banco de Bienestar.

En síntesis, dice:

“Una nueva reforma financiera debe comenzar por hacer accesibles los servicios y productos financieros a una mayor cantidad de personas, lo cual no sucederá si se mantienen los costos de acceso actuales, especialmente los concernientes al crédito y las comisiones bancarias”.