UNAM en defensa de libertades y conocimiento

0
SAMSUNG CAMERA PICTURES

Ciudad de México, México.– A 90 años de consolidar nuestros principios autonómicos, en la UNAM continuaremos defendiendo la libertad de expresión de nuestra comunidad. No hay ni habrá dogmatismos o ideologías imperantes porque sabemos que cuando nuestros académicos elevan su calificada voz,  lo hacen comprometidos con la justa transformación de nuestra nación, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers.

Al encabezar la ceremonia del Día del Maestro –la más significativa de la institución- aseguró que la Universidad tiene la certeza de su autonomía y con ello la confianza de lo que es indispensable para su quehacer esencial,  que no es otro que la permanente transformación de México.

“Con autonomía defendemos nuestro carácter laico, público y gratuito. Con autonomía definimos nuestros mecanismos de ingreso y permanencia y nuestra voluntad de crecer y educar con calidad. Con autonomía organizamos nuestro presupuesto y lo hacemos con la austeridad que evita excesos y con la suficiencia para no generar carencias; con apego a la legalidad y con absoluto transparencia”, destacó.

Con autonomía, agregó, continuaremos investigando en búsqueda de la verdad y de las mejores soluciones para el país, y difundiendo nuestros conocimientos con honestidad y veracidad. Con respeto y firmeza habremos de influir en las leyes y planes de desarrollo para la ciencia, la tecnología y la innovación. “Porque estamos convencidos de que no habrá país rico con una ciencia pobre”.

En la Sala Miguel Covarrubias Graue recordó a los académicos que hace 50 años ingresaron a la UNAM, que en ese entonces la institución salía del doloroso episodio del 68, el cual cambió el rostro de la nación y reforzó la identidad y convicción de los universitarios. La identidad de la importancia de la autonomía ante cualquier régimen de imposición, y la convicción de acabar con el autoritarismo y de construir una nueva democracia.

En julio pasado, prosiguió, los mexicanos decidieron cambiar el rumbo para conseguir un país más democrático, honorable y justo. Para algunos fue súbito e inesperado y para otros, un cambio deseado y necesario, de ahí que la sociedad se encuentra entre el desconcierto y la esperanza. Pero en la Universidad Nacional no debe existir incertidumbre sobre nuestro presente y futuro ya que tenemos la certeza de la autonomía.

Tras entregar el Reconocimiento al Mérito Universitario a 70 académicos con 50 años de servicio, investir a cinco profesores e investigadores eméritos, y reconocer a cuatro integrantes de la Junta de Gobierno y uno delPatronato Universitario que concluyen sus encargos, Graue aseveró que la conjunción de la libertad, el conocimiento, la inteligencia universitaria y la riqueza de lo mejor de la juventud mexicana, han sido los catalizadores para que esta casa de estudios sea y haya sido un factor determinante para el cambio de nuestra nación.

“Por eso es tan dolorosa la inseguridad que nos rodea y que hace unos días se llevó la vida de una de nuestras estudiantes. Con su muerte, y con las muertes violentas de los jóvenes de nuestro país, se cercenan esperanzas, se destruyen familias y se asfixia el futuro del México que queremos ser”, enfatizó.

Vivir en una sociedad en paz y libre de armas es un imperativo impostergable y “como sociedad exigimos combatir la violencia donde quiera que se encuentre”, afirmó el rector.

La Universidad Nacional, destacó, continuará con las medidas que sean necesarias para erradicar a los delincuentes que penetran en las instalaciones “ya sea con la pretensión de desestabilizarnos o de cometer actos ilícitos”. También seguirá trabajando con las autoridades competentes para fortalecer el programa de senderos seguros y  disminuir narcomenudeo, giros ilegales y pandillerismo.

El rector reconoció el trabajo de la Secretaría de Atención, Prevención y Seguridad Universitaria y a los trabajadores, por la recuperación de espacios, la detención de decenas de delincuentes en las inmediaciones de las instalaciones universitarias y la prontitud y eficacia con las que se han llevado a cabo. “Seguiremos con firmeza en ese trayecto”, añadió.

Los maestros, esencia de la Universidad

Previamente, el rector expresó que en los académicos está la esencia de la Universidad pues en ellos recae la misión de crear y resguardar conocimientos; de ordenarlos y transmitirlos; de estimular y heredar vocaciones, y de propiciar en los estudiantes el ánimo de superación y la avidez por descubrir lo ignorado y desconocido.

Los logros de la UNAM, son sus logros; sin el cuidado y apego sus labores, la Universidad de la Nación no sería lo que hoy es. Y el cambio es el signo distintivo de su quehacer.

Por su labor excepcional, Graue envistió a los profesores e investigadores eméritos: Jorge Enrique Llorente Bousquets, de la Facultad de Ciencias ; Juan Pedro Laclettee San Román, del Instituto de Investigaciones Biomédicas; Esther Cohen Dabbah, del Instituto de Investigaciones Filológicas; Francisco José Sánchez Sesma, del Instituto de Ingeniería  y Sergio García Ramírez, de la Facultad de Derecho (FD).

Los integrantes de la Junta de Gobierno  que concluyen su encargo son José Pablo René Asomoza y Palacio, Maite Ezcurdia Olavarrieta, Rosaura Ruiz Gutiérrez y Mario Luis Fuentes Alcalá. Mientras que del Patronato se reconoció a José María Zubiría Maqueo.

En la ceremonia participaron el secretario General de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas, el secretario de la Junta de Gobierno, José de Jesús Orozco Henríquez; la integrante del Patronato, María Elena Vázquez Nava; además de ex rectores, directores de diferentes entidades académicas, estudiantes y familiares de los galardonados.