Nuño, el emergente

0
SEP

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

La renuncia de Aurelio Nuño a la titularidad de la SEP y su incorporación como coordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade es de la misma importancia y alcance que el destape hace una semana y media del secretario de Hacienda.

Este movimiento, sin duda consensuado entre el presidente Enrique Peña Nieto y el precandidato Meade -con la obvia participación de Luis Videgaray-, habla de la una estructura personal muy madura y realista de los tres porque supone prever lo improbable.

Luego de lo ocurrido en Tijuana el 23 de marzo de 1994 con Luis Donaldo Colosio, y el ascenso imprevisto de Ernesto Zedillo, quien no sólo provocó la mayor caída del PIB y de la economía de México en su historia, sino que encabezó la más fuerte ruptura con su antecesor desde la de Lázaro Cárdenas con Plutarco Elías Calles en los 30’s, los priístas no pueden dejar a la suerte el ascenso de un emergente.

Seguro que el movimiento encabezado por Aurelio Nuño tuvo momentos de grandes reflexiones internas que el presidente Enrique Peña Nieto reflejó ayer en su discurso de despedida al secretario de Educación.

Mucho se habló previamente que la posición de coordinador de la campaña podría recaer en Luis Videgaray –debido a su experiencia por haber ocupado esa posición en la campaña de Eruviel Ávila en el Estado de México y en la campaña presidencial con Peña Nieto-, o en Miguel Ángel Osorio Chong, en una especie de movimiento de compensación por no haber sido el elegido.

La verdad es que los hechos indican que Peña Nieto y Meade no podían dejar en la recamara de una posible sustitución sólo a uno que pudiera garantizar lo mismo que el candidato elegido.

Y ese es Nuño… ¿Pero por qué Nuño?

Peña Nieto lo señaló ayer al despedir a su colaborador claramente para quien lo quisiera retomar:

–       Nuño, como jefe de la oficina Presidencial, participó en las entrañas del Pacto por México y en las negociaciones con las dirigencias del PAN y PRD, y por su mesa y grupo pasaron todas las reformas estructurales. De ahí salieron para ser presentadas al Congreso.

–       Esas 13 reformas son su legado histórico.

Y por eso si hay algo que le importe a Peña Nieto, es garantizar que en los siguientes sexenios esté alguien en el primer nivel que defienda esas reformas cuando él ya no esté en Los Pinos.

Ese es Nuño.

Si de algo sirve, vale la pena rescatar el comentario final de Peña Nieto cuando se despidió de su ex colaborador:

“Te va a ir bien”.

OTTO, UNA GARANTÍA

Dejar en su lugar a Otto Granados era lo más inteligente. El nuevo secretario fue secretario particular de Jesús Reyes Heroles en su paso por la SEP y luego jefe de prensa de Carlos Salinas, gobernador de Aguascalientes, embajador en Chile entre los más importantes.

A todo eso se refirió Peña Nieto al indicar que,  “estoy seguro que, con esta gran experiencia acumulada a través de los años en distintas trincheras, (Otto) pondrá lo mejor de sí, su experiencia, su talento y capacidad, al servicio de México como titular de la Secretaría de Educación Pública”.

En fin, que todo lo anterior no provocará tampoco ningún cambio en la estructura del CEN del PRI. Ahí seguiránEnrique Ochoa Reza y su equipo.

UN TRIUNFO DE ERNESTO CORDERO

La semana pasada, luego de que su amigo y excolaborador José Antonio Meade fue lanzado como candidato presidencial del PRI con el apoyo de todo el aparato del partidazo en el poder y del Estado, Ernesto Cordero, presidente del Senado, vivió uno de los días más felices de su vida.

Eso ocurrió el jueves cuando por 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó esa Ley que Ricardo Anaya, presidente del PAN, había ordenado a sus diputados vetar.

Ese día el belicoso coordinador de los diputados del blanquiazul en San Lázaro, el michoacano Marko Cortés nada pudo hacer para quedar bien con su jefe.

Ese día surtió efecto el trabajo y estrategia emprendidos un par de meses antes por Cordero cuando decidió convertirse en puente entre los gobernadores del PAN y el secretario de Hacienda José Antonio Meade.

Y es que el presidente del Senado, en septiembre-octubre aprovechó las negociaciones del Presupuesto de Egresos para acercar a la mayoría de los 12 gobernadores panistas con el titular de Hacienda con quien hicieron acuerdos.

En lo que corresponde a recursos y partidas especiales Meade les cumplió a los gobernadores a través del poblanoJorge Estefan, presidente de la Comisión de Presupuesto.

Al acudir a este mecanismo, Cordero le quitó a Anaya la interlocución con el Gobierno Federal. Fue el primer descalabro del líder del PAN ante sus gobernadores.

Con la aprobación de la Ley Interior, Cordero le demostró a Anaya que ya no cuenta para nada con el apoyo de los mandatarios estatales.

Y es que Cordero pidió a los gobernadores llamar a sus diputados para comprometerlos a aprobar la Ley de Seguridad Interior que Ricardo Anaya había vetado…

Cordero les sugirió a los gobernadores pedirles a sus diputados: que los que quisieran, votaran a favor, los que no quisieran, podían no asistir o abstenerse.

Es así que de los diputados blanquiazules presentes al momento de la votación de la Ley de Seguridad Interior, 14 lo hicieron a favor; 48 se abstuvieron; 30 no llegaron y sólo 17 lo hicieron en contra, es decir 5 a 1 no siguieron la orden de Anaya.

Esto mismo podría estar ocurriendo hoy en el Senado, si es que se decide enviar la minuta de Ley de Seguridad Interior al Pleno.

Y es que los gobernadores del PAN que apoyan esta Ley son: Francisco Domínguez de Querétaro;  Francisco Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; José Rosas Aispuro, de Durango; Miguel Ángel Yunes Linares, de Veracruz; Antonio Gali, de Puebla; Antonio Echavarría de Nayarit, y Carlos Mendoza Davis, de BC sur.

ANA LILIA HERRERA: SE ESCUCHARÁ A TODOS

La presidenta de la Junta de Coordinación Política del Senado, la mexiquense Ana Lilia Herrera indicó ayer que tiene toda la intención de continuar recibiendo a quienes lleguen a la Cámara Alta a manifestar alguna oposición a alguno de las iniciativas en trámite en esta cámara.

“Por supuesto que se deben tomar en cuenta todas las observaciones, es parte del proceso legislativo”, dijo.

Por eso el lunes, dijo, recibió a representantes de un grupo de manifestantes que se posicionaron fuera del recinto y que llegaron incluso a agredir a trabajadores y otros visitantes.

“Estuvimos escuchando, estuvo la presidenta de la Comisión de Gobernación, estuvo el coordinador del PRD, bueno, ustedes ya vieron quiénes estuvimos; para nosotros es muy importante”.

Lo expuesto ahí por los inconformes, indicó Herrera, fue turnado a Comisiones, Y ahí se atenderá esa inquietud de la sociedad civil organizada y de especialistas.