Pretenden gobiernos capitalino y federal imponer blindaje de terrenos de AICM a siguientes autoridades

0
SCT

Ciudad de México, México.– El secretario de Desarrollo Económico (Sedeco) de la Ciudad de México, Salomón Chertorivski Woldenberg, afirmó que el gobierno capitalino buscará blindar, con la administración federal, su proyecto sobre el uso futuro de los terrenos del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que se presentará a más tardar en septiembre.

Subrayó que antes de que concluyan las actuales administraciones federal y capitalina, tiene que estar lista una propuesta conjunta sobre el destino de las 710 hectáreas que quedarán vacantes en la zona oriente de la capital, tras la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), para que los próximos gobiernos lo ejecuten.

“Debemos generar un documento de compromiso de lo que tiene que suceder y cuál va a ser el mecanismo jurídico–administrativo que hará converger ya todas las premisas y principios de lo que debe suceder y esto antes de que terminen las administraciones actuales”, indicó en declaraciones a la prensa.

Tras participar en la inauguración del foro “La gran transformación urbana: principios para un nuevo modelo de ciudad”, señaló que el objetivo es planear intersexenalmente, ya que estos temas son de largo alcance, por lo que los principios y premisas de planeación deben quedar blindadas desde ahora.

“La salida del actual aeropuerto representa la mayor oportunidad de transformación urbana que hemos tenido en décadas, fundamental para el desarrollo económico y social del parte oriente de la ciudad”, expresó.

El funcionario refirió que el gobierno capitalino no ha parado de recoger la opinión de los ciudadanos sobre el destino de los terrenos del actual puerto aéreo, ya que, dijo, estos procesos llevan tiempo y todas sus etapas tienen que estar dialogadas con la población.

Durante el evento, Chertorivski Woldenberg expuso los planteamientos del documento titulado “Segunda Entrega. La Opinión de la Ciudad”, sobre la reutilización de los terrenos del actual aeropuerto, que se presentó de manera oficial en mayo pasado.

Apuntó que en este segundo texto se plantea una nueva visión y construcción de la ciudad, reconciliada con el espacio y el agua, toda vez que se habla de la zona más baja del ex lago de Texcoco.

Asimismo, un escenario para desahogar el tráfico capitalino y para devolver la centralidad al transporte público moderno, ya que diariamente, alrededor de 750 mil personas de los municipios del oriente del Estado de México van a trabajar a la capital.

Añadió que también se hace un análisis económico para emparejar el desarrollo de la zona oriente con el resto de la ciudad, es decir, acercarla a los estándares de inversión, salarios e infraestructura con los de la zona centro.

El presidente de la Comisión Especial de Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, diputado Rafael Hernández Soriano (PRD), señaló que trasladar la actual terminal aérea, exige que todos los niveles de gobierno, haciendo uso de sus facultades legales e institucionales de planeación, pongan en el centro de las decisiones a la ciudadanía.

“Demanda plantear principios como la sostenibilidad, la equidad, la inclusión social, la participación de la ciudadanía y la búsqueda de una mejor calidad de vida para la población, sin poner en riesgo la viabilidad futura de la Zona Metropolitana del Valle de México”, destacó.

Subrayó, también, la necesidad de crear un nuevo modelo de ciudad que permita equilibrar y cerrar las brechas que existen entre diferentes zonas de la ciudad, particularmente, entre la oriente, cuyo uso es fundamentalmente poblacional y la poniente, donde hay gran desarrollo económico.

El diputado perredista hizo un llamado a funcionarios del gobierno federal para que cumplan con sus obligaciones legales, constitucionales y sociales, y participen en la planeación del futuro inmediato de la ciudad. “Buscamos que la ciudad sea un motor económico y que garantice el equilibrio entre el desarrollo social, la ecología y el equilibrio económico”, insistió.

Agregó que el foro pretende discutir, desde la perspectiva de distintos sectores, los principios y alternativas para el trazo de la hoja de ruta de la construcción del nuevo aeropuerto, pero fundamentalmente del destino de los terrenos que ocupa el actual puerto aéreo.

El vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, indicó que en la construcción del NAICM es necesario considerar los cambios de gran envergadura que éste mismo conlleva y los próximos comicios federales, para prevenir sus efectos y para que realmente beneficien a la población.

Agregó que para evitar un colapso económico, ambiental y social por la sustitución del actual aeropuerto y hacer de ello una gran oportunidad para elevar la calidad de vida en la megalópolis, se requiere consultar a todos los sectores, fundamentalmente a la ciudadanía.

Durante el evento se desarrollaron tres mesas: “Presentación de la Segunda Opinión de la Ciudad”, “Movilidad” y “Repensando el terreno del AICM: una hoja de ruta para el modelo de ciudad de los próximos 20 años”, en las que participaron funcionarios del gobierno de la Ciudad de México, académicos y representantes de organizaciones de la sociedad civil.